Un final feliz para dos familias

Cada día, nuestros trabajo impacta a muchas familias, mejorando sus vidas. ¡Este mes celebramos las historias de dos familias!

José tenía tan solo 12 años cuando un compañero de escuela, lo atacó violentamente en clases de deportes. Sus padres no podían creerlo, y estaban tan perturbados cuando llegaron a la escuela y lo vieron sangrando.  La familia hizo un reporte a la policía, ayudó con la investigación, y colaboraron con la corte en el proceso contra el atacante.  Mientras tanto, José no solo sufrió ese día, y el daño no fue sólo físico sino también emocional: sus notas escolares bajaron, su concentración disminuyó, en casa parecía siempre distante y asustado. Sus padres lo llevaron con una trabajadora social, que lo refirió a nuestra oficina.

Shadow of family holding hands in park

Nosotros les explicamos sobre la opción de la Visa U para víctimas de crímenes violentos, y cómo no sólo José, sino también sus padres y hermanos, podrían beneficiarse. La familia nos contrató con plan de pagos en cómodas cuotas, y pudimos empezar a ayudarlos inmediatamente. Preparamos todo el caso y la evidencia. Nuestro staff les explicó cada paso del proceso para que supieran qué esperar. 

Después de un año de espera, las maravillosas noticias llegaron. La familia entera fue aprobada para la visa U y permisos de trabajo. Después de tener la visa U por tres años, incluso podrán aplicar para residencia permanente. Esta familia está tan feliz y aliviada, y ¡muchas nuevas oportunidades se han abierto ahora para ellos!

También tuvimos la dicha de asistir a Miguel.  Miguel y su esposa Aracely, quien es residente permanente, acudieron a nuestra oficina para preparar el Perdón del castigo de diez años.  Después de entrevistar a la pareja, diseñamos una estrategia para poder mostrar cómo su esposa iba a sufrir grandemente si no se les permitía permanecer juntos. Bajo nuestra guía, reunieron la evidencia adecuada para esta aplicación de Perdón. Finalmente, la fecha de la entrevista para la visa llegó y Miguel tuvo que despedirse de su familia. Nuestra oficina presentó la aplicación, que fue aprobada en seis meses. Miguel entonces pudo retornar con su familia en Kansas City.  Él es ahora un residente permanent y ya no debe preocuparse de tener que separarse más de su familia.  

La mayoría de nuestros clientes, para quienes hacemos las aplicaciones de Perdón, suelen tener que estar lejos de sus familias por solo un par de semanas.  Inmigrantes que están casados con ciudadanos americanos, pueden quedarse en los EEUU mientras esperan que el “Perdón provisional” sea procesado.  

Manténganse al tanto, para nuevos desarrollos en los procedimientos y ¡más bellas historias de éxito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s